23 julio 2013

HHH Head Heart Hand


"El corazón tiene razones que la razón no entiende"
Pascal

Y, cómo una sencilla frase, puede dar tanto juego? 
Sucede en algunas afortunadas cenas de trabajo, donde la conversación profesional deriva en una tertulia más amplia. Ocurre usualmente cuando los compañeros de mesa son italianos; ellos tienen un no sé qué... inquietud, imaginación, tendencia a debatir sobre ideas abstractas, pasión por la conversación, poder creativo...
Fue en este ambiente de sobre mesa donde un compañero mencionó la frase de Pascal, apoyándose en ella para reafirmar su creencia de que en cualquier proceso creativo tiene más peso la pasión, los sentimientos, o el corazón, que el oficio y la técnica.
En aquel grupo un tanto revolucionado, todos nos dedicábamos a la joyería, y trasladábamos el concepto a nuestra labor creativa. ¿Es más importante crear joyas desde el corazón, o comenzar el proyecto basándose en cuestiones técnicas?
Quedaron sobre la mesa opiniones apasionadas, otras totalmente racionales, y algunas tan románticas, que evocaban nuestro oficio en el siglo XVIII .
Pero este feliz maremoto de ideas, me llevó a pensar...  
Es cierto que en los últimos años existe una corriente cultural que intenta desprestigiar la técnica, para magnificar un tipo de expresión más primaria o intuitiva, pero también es verdad, que los que atacan "esa manera técnica" de concebir la joyería, suelen ser aquellos que no tienen suficiente cualificación para llevar a cabo un trabajo perfecto técnicamente.
Yo creo, que quien siente pasión por su trabajo u oficio, necesita conocer e investigar la técnica, y esta experiencia adquirida, sirve para realizar con más eficiencia aquello que surge del corazón.
No hay duda de que la labor creativa es la expresión de un mundo interior, la representación de un sentimiento que puede ser interpretado de infinitas formas, y es verdad que acercarse a la obra sólo desde el punto de vista técnico, es mirarla pobremente. 
No me interesan las genialidades técnicas por si mismas, no si carecen de implicación emocional, ya que quedan en eso, en objetos perfectamente logrados; pero reconozco que los grandes artistas han sido, y son, inquietos técnicamente, investigan  y desarrollan nuevos métodos, afrontan nuevos retos,  para asombrar con sus obras al mundo.
Paul Gauguin, dijo: " Puedo hacer que un dibujo parezca mayor o menor, según el color del que se pinte" ... pura técnica. Unida a la expresión íntima artística, pero pura técnica!


Colores simultáneos. 
El mismo cuadrado azul, varía ópticamente en luminosidad y tamaño dependiendo del color que lo rodea


En nuestro oficio, es tan necesario el corazón, como el cerebro y las manos.
Un corazón intuitivo y generador, capaz de enviar estímulos al cerebro; un cerebro procesador que interprete los estímulos, y manos con la técnica necesaria para hacer un souflé real con estos ingredientes abstractos.
Tengo verdadera obsesión por transmitir movimiento a las piezas, bien a través de su contorno o forma, bien utilizando sistemas de articulación complejos y sofisticados. 
Elaborar una pieza suave y dulce con movimiento "acariciante", es más complicado técnicamente que realizar otra de aspecto parecido pero estática y rígida. 
No es lo mismo componer una pieza con varios fragmentos independientes, que después son ensamblados para formar un todo en equilibrio, que partir de uno o dos  fragmentos que una vez unidos dan la sensación tosca de bloque.
Un trabajo excelente, requiere un proyecto de diseño con conocimiento técnico profesional, y manos de expertos orfebres que sepan trasladar ese desafío a la pieza.
Os muestro algunas joyas complejas e interesantes en realización, todas están compuestas por varias piezas diferentes, todas han sido creadas con gran capacidad de diseño y técnica, y todas han supuesto un desafío; son esas piezas que muchos copian de manera barata, y cuando las ves, quisieras cerrar los ojos y olvidar la imitación para siempre.


Podéis ver cuántas piezas diferentes son ensambladas para lograr una joya verdaderamente excepcional. 
Sobre la muñeca apenas se percibe esa complejidad, pero el resultado es una pieza suave y con tacto mimoso, sin aristas, que se adapta perfectamente al movimiento, y confortable de llevar.
No imagináis las copias tan mediocres que hay en el mercado de esta pulsera. 

El resultado final! No parece tan compleja, verdad?
Sólo se necesita, corazón, cerebro, y técnica...



Qué hace del Stradivarius un instrumento único y fascinante?...  La técnica de elaboración? La técnica del intérprete? El sentimiento del músico que lo hace sonar?
http://www.youtube.com/watch?v=NdOC0_7RRjQ

http://www.youtube.com/watch?v=Wd6DoBooeLM

Técnica que crea emociones!






Pulseras de oro y esmalte, y oro y madreperla de  Carlo Luca della Quercia (Valenza, Milán)
Esta pieza es completamente flexible y articulada, puede extenderse hasta quedar en linea recta, y después, sin desvirtuarse, vuelve a su posición original. 
Para lograr definición en la forma y flexibilidad, se construye a partir de multitud de piezas de diferentes tamaños que se van insertando simultáneamente, uniéndose entre ellas a través de dos pernos contrapuestos en el canto de las diferentes piezas, quedando luego invisibles.
Es un trabajo excepcional a nivel técnico y artístico, realizado de manera completamente manual, de una de las firmas Maestras de la joyería internacional, donde tuve el privilegio de formarme durante el periodo de mi aprendizaje en Milán. 
Bajo el punto de vista de la mayoría de profesionales, y el mío propio, nadie ha creado serpientes más bellas.
El laboratorio donde nacen estas pulseras, fue fundado por la familia Illario en 1.865, ya en su primera generación realizaban serpientes para firmas como Bulgari, y otras joyerías de prestigio. Hoy, Carlo y Gian Luca, la tercera generación, continúan elaborando las piezas con el mismo nivel de exigencia.
Merecen un bravissimo!
Pinchando sobre el link, podréis ver su magnífica colección "Snake".





Van Cleef & Arpels

Van Cleef & Arpels, una firma mítica y reconocida internacionalmente, gracias a la invención propia  de una  técnica que revolucionaría el mundo de la joyería.
Hasta entonces, el modo de engarzar las piedras, únicamente se hacía ajustando garras o metal sobre la piedra, pero estas garras o metal eran completamente visibles. 
En 1.933, el matrimonio Van Cleef-Arpels desarrolló un nuevo método mediante el cual, en la superficie de la pieza no es visible ninguna sujeción, garra, o metal.
La técnica denominada originalmente "Serti Mysterieux" o, "Engaste Invisible" en España, requiere un trabajo de talla y ajuste muy complejo; consiste en tallar surcos o guías en la parte posterior de las  piedras, para que puedan ensamblarse unas con otras a través de un carril en la parte trasera de la pieza.
El carril donde se sujetan es semejante al de las vías ferroviarias, y en la parte posterior de la piedra se hace un surco parecido al que tiene la rueda del tren, así quedan fijadas unas a otras por su parte posterior, sin que sean necesarias garras o sujeciones en la parte visible.
Esta técnica aporta homogeneidad de color, y volúmenes tridimensionales a la pieza. 
Os dejo el link de Van Cleef & Arpels, en la sección de High Jewelry podréis visualizar algunas piezas realizadas con este procedimiento.



Parte trasera de una pieza realizada en Serti Mysterieux. 
Observad que las diferentes piezas de oro se encajaban mediante tornillos, ya que no existía el láser como medio de soldadura, y el fuego del soplete perjudicaba las piedras

Dibujo del procedimiento de talla y carril Serti Mysterieux
Pura técnica!


Anillo y broche en zafiros y diamantes realizado con la técnica Serti Mysterieux de Van Cleef & Arpels
La superficie queda libre y homogénea de color.
Deseo de innovar, cerebro para procesar, y manos expertas que realizan los deseos.
Magnífica conjunción!




... intuir, percibir, anhelar, soñar, desear ...el corazón!

.... investigar, imaginar, proyectar, pensar, calcular, idear, procesar ...el cerebro!


... saber hacer, desafiar, acariciar, construir, crear, desarrollar, improvisar, lograr... las manos, el taller!
Proceso de entramado de tiras para una pulsera

Proceso de calado en cera para la parte interior o forro de una pulsera

Ajuntando las piezas al largo del collar



Fernando, ajustando las garras de unos pendientes realizados por encargo
Amarás las Joyas


Javier, engastando las diferentes piezas que componen un pendiente de estrellas.
Amarás las Joyas




Javier, engastando un anillo articulado en zafiros y diamantes; una pieza de gran complejidad técnica, tanto en la elaboración como en engastado.


Para conseguir un degradado de azules similar al de un Jeans desgastado, además de los diamantes, se utilizaron zafiros de diferentes tonos y diversos países de origen.
Uno de mis preferidos.
Precioso!
Amarás las Joyas




...y aquí os dejo una escena de la película Ramen girl, que me encantó.


                                                Técnica...pero con mucho corazón!









4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por volver a este sitio y con esas reflexiones, desde luego destreza y técnica no son nada sin corazón. Me parece fascinante todo el proceso de ingeniería que conlleva la realización de una pieza.
Desde la ignorancia nunca me había planteado cuánta labor callada hay detrás de cada joya y quizás por eso seré más consciente de qué llevo puesto cuando miro mis anillos, pendientes... Gracias, de nuevo.

Concha Martinez dijo...

Muchas gracias a ti.
Continuaré aportando destreza, técnica, y corazón al blog.
Es una gran motivación contar con seguidores como tú.
Gracias!
Concha Martinez

Carlos F dijo...

¡Concha! No sabes cuánto me alegré cuando me enteré de que habías escrito y colgado un nuevo post en el blog. Me extrañaba que tardaras tanto, pero aquí está.
Es, además, una auténtica delicia para las mentes pensantes. Yo creo que se necesita el equilibrio exacto entre cerebro, corazón y manos para la creación artística. Con ello, la calidad está garantizada. Y, por lo que vemos, esas fotos cumplen esto.
Gracias por compartir con nosotros tus inquietudes, tu trabajo y tu arte.
Sigue así. ¡Hasta la próxima! (que sea pronto, espero)

Concha Martinez dijo...

Hola, Carlos!
Gracias a ti, por seguir el blog y contagiarme tanto entusiasmo.
Me alegra mucho encontrarte aquí de nuevo.
He estado un tiempo sin publicar, pero vuelvo a la carga...nos vemos en el próximo post!
Un abrazo!
Concha