15 diciembre 2011

LogoManía



Dibujo: Mitica Illustrations


A lo largo de la historia, el hombre ha necesitado diferenciarse a si mismo de otros individuos o grupos, para ello ha utilizado plumas, tatuajes y pinturas sobre el cuerpo. Ha dejado su huella en cuevas, petroglifos, o en los muros de las catedrales
Son enigmáticas las marcas que los canteros y Maestros de Obra medievales grabaron en los bloques de piedra de las  catedrales, piedras que firmaban con su nombre o iniciales precedido de un "me fecit" (me hizo)  
Marcas, que en otras ocasiones se utilizaron como vía de comunicación, como son los símbolos que pertenecen a la Orden del Temple o a la logia Masónica de grandes catedrales
Firma, mensaje, símbolo, pictograma… es cierto que el hombre ha intentado identificarse o comunicarse a través de signos, quizá éstos fueron los primeros logotipos.
 Fue en el periodo de la Revolución Industrial cuando el logo tal y como lo entendemos hoy, surgió y cobró importancia como representación y símbolo de los valores de una empresa. 
Hoy, el logo es utilizado como una imagen condensada y visual que posiciona cada producto en su ranking de status.
¿Estamos irremediablemente ligados a estos nuevos símbolos? Existe cierta controversia; hasta hace pocos años, las marcas que izaban como bandera el estilo y la elegancia, eran contrarias a un logo muy presente o evidente, pero parece que actualmente hay otra tendencia, y cada vez son más los diseñadores que basan sus colecciones precisamente en el logo, e intentan crear una pieza emblemática anteponiendo el icono de la marca a la belleza de la pieza. 
Por lo que me han contado los directores de las grandes firmas de joyería, esto se debe a que la mayor parte de su producción va dirigida a nuevos mercados, como el de China o Rusia, y éste público demanda que el "lujo" sea visible. 
El hecho de que algunas firmas de alta costura hayan presentado sus propias colecciones de joyería, influye también en la actual sublimación del logo. Marcas como Chanel, Vuitton, Gucci, o Dior , tratan con la misma filosofía tanto sus colecciones de moda como de joyería.
Si  soy sincera, mi ideal es el anti logo!!... creo que el logo debe ser una seña de garantía, un pequeño certificado de calidad impreso en la pieza, algo que represente el antiguo "me fecit", ( yo lo hice, yo me responsabilizo) …. pero no es necesario comunicarlo en tamaño pancarta!
Las joyas más exquisitas, las que están realizadas con maestría, las verdaderamente exclusivas, jamás exhiben un logo evidente




¿Cómo considerar exclusiva una pieza con un logo impreso que dice?: "Mírame, me verás aunque sea de lejos, soy Chanel!!!! Estoy fabricada en Italia!!!!!....o en China! ... Puedes encontrarme en cualquier concesionario!!!! .... Mi precio es de 2.000 $, y quien quiera lo puede saber!!!! "
No, dejémonos de hawaianadas, en las joyas que luce la mujer del director de Chanel, o del gerente de Tiffany, no se percibe la marca. 
Y como lo exclusivo siempre está rodeado de un halo de misterio, o de inalcanzable... en consecuencia, está reñido con las enormes iniciales que desvelan el misterio mismo.
Algunas marcas consiguen integrar el logo en el diseño de sus joyas mejor que otras, o aciertan al hacerlo menos evidente. Otras, en cambio, convierten el cuello, la muñeca, o el dedo de la mujer en un cartel publicitario.


creo en un diseño que busca ante todo la armonía y el equilibrio de las formas, en las joyas que reflejan el carácter de quien las lleva, y no el carácter de los expertos en marketing, ni  de los accionistas de la marca.
Ya sabes, creo en esa joya que cuando te preguntan: ¿… y, de quién es esa joya? Tú, puedas decir... Mia! 


El lóbulo de la mujer, un pequeño espacio publicitario anhelado por las marcas

Este collar es ideal para una mujer que se llame Cartier
...  según se está poniendo lo de las marcas, pronto será fácil encontrarla!



No, con estas piezas nadie pregunta ¿ …y, de quien son?

Curioso caso de como integrar una D en el anillo
Claro, tampoco hay mucho espacio para IOR




 Vuitton inventa un nuevo rancio abolengo.
 Sustituye el sello de familia, por el  sello de la marca.



Aquí, directamente Vuitton aprovecha la pulsera para publicitar sus artículos de viaje.
Quizá en la nueva versión, escriban el teléfono de la central en París.





Aquí hay tres datos importantes!
 Es de Gucci, está fabricada en Italia, y la marca está registrada.

D&G comunica su fecha de apertura!



Costumiza!!!... una idea simpática!





Las marcas.... casi siempre hacen cosas maravillosas; pero sobre las adeptas, no caben ya más letras!
Ante todo, humor…..