08 enero 2011

Joyas en blanco y negro


Todo tiene dentro de si ambos, Yin y Yang, y de su ascenso o descenso alternados nace la nueva vida.
"Lao Tsé"

El concepto YinYang, describe fuerzas opuestas y complementarias del universo que interactúan formando un equilibrio.
Surgen de un estado de "la nada" representada por un círculo vacío.
De esta "nada", nacen don energías primarias que son contrarias, pero están unidas entre si  como partes de un todo común en equilibrio.
Cuando una de ellas llega a su máxima expresión, inicia a transformarse en la opuesta.
En cada una de las dos partes hay una semilla de la otra.

La combinación de color blanco y negro es una forma dramática de representar los opuestos, el día y la noche, la luz y la oscuridad...
Los dos "colores" son psicológicos, puesto que son acromáticos pero originan sensaciones en el observador.
El blanco es la suma de todos los colores, el negro la ausencia absoluta de ellos.
El blanco potencia los colores vecinos, el negro los amortigua.

Este concepto de dualidad visual siempre me ha inspirado en los diseños de joyería.
Es una combinación fuerte, difícilmente se consiguen joyas de aspecto romántico, dulce y femenino, pero en contrapartida se obtiene un resultado contundente, con carácter y muy elegante.
Cuando diseño joyas en blanco y negro, presto mucha atención a las formas. 
Las lineas duras con estos dos colores no van bien, hacen que la pieza resulte agresiva y masculina.
Si intento encontrar armonía, los cantos de la pieza deben ser redondeados y suaves para contrarrestar la dureza de contraste en los colores, y como las piedras adquieren mucho protagonismo, el metal prácticamente debe quedar oculto o desapercibido.
Como la teoría Yin-Yang, no te parece? 
Hay una técnica que utilizamos en el taller durante el proceso de acabado para "ocultar" el color del oro. Consiste en aplicar un baño de rodio negro sobre la superficie original del oro, sea blanco o amarillo. Con este procedimiento las garras (muy evidentes al ser de oro blanco sobre diamantes negros) quedan negras, y forman una superficie continua con las piedras.
El rodio es un metal muy, muy costoso, por eso en joyas de bajo precio se escatima depositando una mínima cantidad sobre el oro, y las garras o el metal se ven gris en vez de negro.
Si alguna vez puedes ver diamantes negros engastados sobre oro sin rodiar, comprobarás que el resultado es feo.
El blanco y negro están situados en el extremo de ausencia y presencia. Son colores absolutos.
El negro sugiere aquello que está velado, lo misterioso, lo secreto.
Es el color de la elegancia sin estridencias, de la individualidad.
El color blanco crea una impresión luminosa de vacío positivo e infinito, evoca lo más puro, la inocencia, la paz. 










"Las mujeres piensan en todos los colores excepto en la ausencia de color. Ya he dicho que el negro lo tiene todo. El blanco también. Su belleza es absoluta"
Coco Chanel.

"Para ser hermosa, lo que una mujer necesita es un suéter negro, una falda negra , y caminar del brazo del hombre al que ama"
Ives Saint Laurent

"Se puede vestir de negro a cualquier hora del día o de la noche, a cualquier edad, y en cualquier ocasión. El vestido negro es un elemento esencial del guardarropa"
Christian Dior

"El negro es el color de los orígenes, del comienzo, de las cosas en su fase germinal antes de la explosión luminosa del nacimiento"
Carl Yung





3 comentarios:

Almudena R. dijo...

Amarás ¿el rodio negro también produce alergia? Yo no puedo llevar nada que tenga rodio, me da una reacción terrible.
Por eso no paso de la plata y el oro amarillo.
Me gustaría saberlo. Gracias

Concha Martinez dijo...

Almudena, no conozco a nadie a quien el rodio negro le haya causado alergia.
Con el blanco hay algún caso, pero normalmente el culpable no es el rodio.
Como digo en el blog, el rodio es un metal muy caro y para conseguir la misma cantidad con menos precio algunas veces lo mezclan con níquel. El níquel causa muchas reacciones, por eso se ha prohibido en joyería.
Pero me consta que algunos fabricantes, sobre todo en países orientales, lo siguen añadiendo.
Intenta llevar una pieza a rodiar a una joyería de prestigio, y si no te da alergia, ya sabes que lo que te causa problemas es el níquel.
Puedes intentarlo con lo que quieras, si después no funciona, pulen la pieza y el rodio desaparece.
Hasta pronto!

Jana dijo...

¡Me encanta la combinación del negro y blanco! El rodio en general da un toque elegante y único a la joya.