01 enero 2011

Joyas con duende

Algunas joyas son algo más que objetos bellos y valiosos.
Joyas que evocan una ocasión especial, algún momento feliz, una persona querida...y  contienen un valor emotivo que perdura en el tiempo.
Son las más apreciadas por aquellos de corazón romántico, y son también las que más me gusta realizar.
Me gusta llamarlas "joyas con duende".
Yo recuerdo los pendientes de mi abuela, los miraba cuando me tenía en sus brazos.
Ella llevába casi siempre los mismos y no tenían gran valor, pero para mi son muy especiales.
Tienen el duende de su abrazo!
Y como me gusta que me cuenten historias sobre los momentos que encierran algunas joyas... he abusado del corazón romántico de mis amigos, y les he pedido que nos cuenten la historia personal de una joya que recuerden con especial cariño.
No importa el valor económico.
Lo importante es aquello que quedó grabado en la memoria.
El primero que la compartirá con nosotros, es Francis Montesinos. 
Siento mucha admiración por su trabajo, o mejor dicho, por su arte.
Francis es multifacético, inquieto, y sobre todo imaginativo y atrevido.
En él, hay una parte de creador, otra de artista, y una gran parte de pasión.
Para mi, sus vestidos son auténticas joyas.
Y como tiene un corazón muy romántico...