04 enero 2011

Aguamarina, pequeña ventana al mar.

Muchacha en la ventana. Dalí



La variedad Aguamarina de Berilo, es una de las piedras más bellas creadas por la naturaleza.
Su nombre procede del latín "Aqua marinà", haciendo referencia al color azul del mar.
Según un antiguo mito, toda la energía oceánica está contenida dentro de ella. 
Seguro que no es así, pero en el instante que la miro, parece abrirse una pequeña ventana (ver) con vistas a un mar en calma.
A través de la historia, la aguamarina se ha relacionado con creencias esotéricas; era utilizada por los antiguos Druidas para hacer predicciones de futuro, durante la edad media se creía que era el antídoto para cualquier veneno, y los antiguos marineros la llevaban consigo como talismán y protección frente a las tempestades.

Las grandes firmas de joyería siempre la han utilizado como protagonista de  piezas importantes en sus colecciones. Actualmente, se imaginan muchas y nuevas maneras de montarlas, ya que su color suave permite realizar piezas barrocas o con fantasías sin que el resultado sea vulgar.
En monturas realizadas en oro blanco y diamantes se potencia su azul limpio, sobre oro rosa aparece cálida, combinada con zafiros azules o tsavoritas se consigue un resultado ideal en piezas de inspiración marina, y acompañada de diamantes negros se ve bellísima y sofisticada.
Los yacimientos más importantes están en Brasil, Madagascar, India y Ceylán.
Las aguamarinas facetadas que se ofrecen en el mercado suelen ser limpias, ya que las impurezas son muy evidentes en una piedra transparente y de color tan claro como ésta. 
Cuando la aguamarina es turbia o presenta impurezas, se talla en cabuchón o forma barroca. Estas piedras semi-transparentes quedan preciosas montadas en collares de tira o intercaladas en cadena de punto rosario. 
Al no tener el brillo de las facetas son ideales para llevarlas de día con ropa informal.


Actualmente, hay una tendencia de moda que propone montar un tipo de aguamarinas opacas o lechosas conocidas como"milky". El aspecto es el de una aguamarina "helada". 
En algunas domina tanto el color blanco, que el azul casi no se percibe. Siempre se tallan en forma cabuchón, en bolas, y en forma de pera para adaptar a los  pendientes.
No son de gran calidad, pero la creciente demanda ha provocado que se coticen por encima de su valor real.
Milky
La gama de color va desde el azul muy claro al más profundo, y es éste  último el más apreciado. Personalmente, me gusta el azul claro con un ligero matiz verde que recuerda al mar.
Muchas aguamarinas pálidas son talladas en forma demasiado gruesa, porque cuanta más masa se concentra, más se potencia la intensidad de color. 
El ejemplo es el de una piscina, cuanta más agua contiene, más azul parece. 
Estas piedras gruesas son muy difíciles de montar, sobre todo en anillos, ya que para alojarlas se requiere una montura de proporción excesiva.
Cuando el color de la aguamarina en bruto es intenso, la piedra puede ser tallada con buenas proporciones y permite engastarla en piezas ligeras.
En la piedra se valora la intensidad de color, pureza, transparencia y el brillo.

 Aguamarina. Gama de color
Collar de aguamarinas talla esmeralda
Pendientes de diamantes y aguamarinas talla briolette
Collar con aguamarina oval. Tiffany
Anillo con Aguamarina talla esmeralda y rubíes.



Pendientes en diamantes y aguamarinas "Milky" facetadas


Anillo en aguamarina, zafiros azules, diamantes y tsavoritas
Anillo en aguamarina y zafiros rosa


Pulsera riviere en aguamarinas talla esmeralda y diamantes
Anillo en aguamarina y diamantes blancos y brown


Aguamarinas en bruto

Pulsera "The Bullet"en oro amarillo, diamantes y aguamarinas
Faraone Mennella
Os muestro un anillo singular con una aguamarina talla esmeralda, abrazada por dos figuras diferentes de inspiración mitológica marina.
El anillo está realizado con maestría, logrando una perspectiva de volúmenes escultóricos.
Es un ejemplo de transgresión en las normas clásicas de realización, y a su vez está elaborada de manera que recuerda las joyas muy antiguas. 
Me parece un trabajo maravilloso donde se unen el ingenio y la imaginación del diseñador, el saber hacer del artesano y una afortunada cristalización de la naturaleza.























































4 comentarios:

Chuti dijo...

Bufff Concha...sólo de verlas me mareo....!!! Me entra como una temblequera..... Es mi piedra favorita,siempre lo digo..No me pueden gustar mas...es limpia,con fuerza...Me aporta como calma!!! Una autentica maravilla!!! Tengo muchas ganas de tener algo con esta piedra,pero para eso hay que esperar!! Ahora,no dudes que te la pediré a ti!!!
Un besazo Concha y FELIZ AÑO!!!!! ;)

Carlos F. dijo...

Encontré ayer (día 4) este blog mientras buscaba fotos de la Reina Sofía y me he quedado impresionado leyéndolo. Tienes mucha fuerza para narrar y describir además pareces una gran experta y sabes muchísimo. Una pregunta... ¿eres diseñadora de joyas? Porque me ha parecido entender que los anillos "Atalaya" los has diseñado tú... decirte que son simplemente magníficos, espléndidos.
Tema aparte son las aguamarinas... ¿es que existe una piedra que la iguale? A mí personalmente los rubíes y las aguamarinas me hacen desvariar, tienen esa potencia en el color y esa exquisita personalidad... No puedo decir más, mis felicitaciones por tu blog.
Mucha suerte.... ¡y feliz año para ti también!

Concha Martinez dijo...

Muchísimas gracias Carlos,qué bien que te guste mi blog!
Soy diseñadora, pero también me preparé en técnicas de fabricación y gemologia.
Los anillos Atalaya los diseñé e hice el seguimiento en el proceso de producción.
Me encanta que hayas recaído en ellos!
Veo que a ti también te gustan las joyas, entonces entenderás mi pasión por las joyas singulares!
Muchas gracias por tus palabras y feliz año!

Carlos F. dijo...

Así es, las joyas son una de mis grandes pasiones. Puedo estar varias horas viendo fotos de ellas o toqueteando las pocas que tengo, pero nunca me canso.
Espero que tengas mucha suerte con el blog, como ya te dije, es excepcional.
Buena suerte.