27 diciembre 2010

Mademoiselle Jeanne Toussaint. La Pantera


Imagina a alguien con un carisma inimitable, genialidad, pasión por su trabajo y sensibilidad artística.
Además imagina que esa persona era una mujer que vivió en los revolucionarios años 40, y aún así, se adelantaba a su tiempo.
Es Mademoiselle Jeanne Toussaint, uno de los personajes del arte de la joyería que más me fascinan.
Jeanne Toussaint creció viendo a su madre elaborar el encaje de Bruselas que después su padre se encargaba de vender en los mercados. Siendo ella aún muy joven, el padre murió dejando a la familia destrozada. Fue entonces cuando Jeanne, tuvo la idea de huir. Con apenas 17 años, se encontró con un desertor francés que la llevó hasta París.
Francia estaba ocupada por las tropas alemanas y la ciudad de París herida.
En aquel entonces conoció a Louis Cartier, quien advirtió en ella las aptitudes ideales para el negocio de joyería.
El, le enseña el mundo de las piedras, la elaboración de joyas, y la introduce en las formas artísticas por las que se sentía especialmente inspirado, como el arte a partir del siglo XVIII , el arte Islámico y aquel del lejano Oriente.
En 1.923, Cartier presenta una colección de accesorios dirigida por Jeanne Toussaint, ella aporta a la linea una nueva concepción en los objetos de lujo.
Mademoiselle Toussaint en su oficina.1.955
Como resultado a la magnífica labor llevada a cabo por Toussaint en su departamento, Louis Cartier decide nombrarla directora creativa de alta joyería de la firma en 1.933.
A partir de ese momento, en su oficina de la primera planta en la Rue de la Paix, asesora a una clientela internacional y elitista, aportando su espíritu elegante pero desenfadado, contundente y un tanto extravagante a las creaciones de la Maison.
Mujer vanguardista, de exquisita elegancia, emancipada, amiga de Misia Sert y Cocó Chanel, solía combinar los pijamas de seda y turbantes, con collares largos de perlas para vestir en ocasiones de noche.
Su gran afición por los felinos y el carácter fuerte que poseía, hizo que se le conociera como "La Pantera"
Cada idea nueva que surgía en la casa Cartier, se presentaba ante su juicio severo.
Hay una anécdota que refleja bien su espíritu indomable y provocador.
En 1.940,durante la ocupación alemana en París, Jeanne realizó un broche en el que el motivo era un pájaro azul, con plumaje blanco y rojo que simbolizaba la bandera francesa encerrado dentro de una jaula, y lo hizo exhibir en las vitrinas de la tienda.
Esta audacia provocó que el joyero fuera convocado en la sede del ejército alemán en Francia para dar explicaciones.
Cinco años más tarde, apareció otro broche en la vitrina, esta vez con la jaula abierta y el pájaro cantando, titulándolo pájaro libre.
Pájaro libre .Cartier
Sus creaciones de motivos felinos renovaron el estilo inspirado en la piel de la pantera que la firma había iniciado en 1.914, con un reloj de pulsera en el que la piel del animal se reproducía en diamantes y ónix.
Ella solía lucir un motivo de pantera en su pitillera y bolso de mano, pero realizó por primera vez su primer felino para la firma en 1.940, convirtiéndose en uno de los símbolos más arraigados de la casa Cartier.

Broche para la Duquesa de Windsor
En 1.948 diseñó por encargo de la Duquesa de Windsor un magnífico broche con una pantera sobre un cabuchón de esmeralda.
La aparición de la Duquesa con esta innovadora pieza consolidó la tendencia y la joya se convirtió en un mito. Las mujeres más representativas de la sociedad se rindieron a la pantera.

En sus esbozos, los felinos poseían  agilidad, flexibilidad y movimiento, algo que supieron captar muy bien los orfebres que desarrollaron las piezas.
Cuando murió Louis Cartier se convirtió en la heredera única del destino artístico del imperio Cartier, anclándolo a la modernidad, aportando formas más depuradas y simples y nuevas maneras de lucir las joyas.

En el libro Amazing Cartier, se describe a Jeanne Toussaint  de una manera que permite hacernos una idea de su singular personalidad.

...con voz grave, de estilo ecléctico, clásico pero desenfadado, extravagante y a la vez refinado, de estilo indudablemente francés, particular e imaginativo.
Le gustaba el arte Románico y Gótico, poseía gran conocimiento de la historia del arte.
Siempre desarrolló su trabajo de forma presente y vigilante, siguiendo las pautas que había aprendido de Louis Cartier.
En su carrera demostró muchas cualidades, poseía un ojo agudo, juicio sólido, gran osadía, una manera muy personal de apreciar el trabajo desarrollado por los demás, entusiasmo infatigable por su trabajo.
Broche pantera
J.T.
...su juicio seguro y la confianza en sus decisiones hacían que fuera receptiva a las sugerencias de los demás.
...seguía haciéndose llamar Mademoiselle Toussaint, aún después de haberse convertido en la Baronesa Hèly d'Oissel.


Sus panteras han quedado enraizadas en la historia, como símbolo de una firma y de una época.
Podríamos decir que es la mascota de la Maison.
Hoy la casa Cartier sigue elaborando colecciones inspiradas en los míticos felinos, aunque mi parecer es que no tienen la misma fuerza, ni las figuras tienen la calidad de elaboración de aquellas que realizó la casa en la época.
El equipo de diseño? Los artesanos? O quizás el espíritu de Jeanne Toissaint es irrepetible?
Jeanne Toussaint
Pulsera panteras
J.T.
Boceto para la pulsera
J.T.
Pulsera para la Duquesa de Windsor
J.T.

Lentes para la Duquesa de Windsor
J.T.


Anillo de la colección actual
Pulsera de la colección actual
Broche de la colección actual



Detalles de la oficina de Jeanne Toussaint en la  Rue de la Paix, París


1 comentario:

Anónimo dijo...

Hey, I am checking this blog using the phone and this appears to be kind of odd. Thought you'd wish to know. This is a great write-up nevertheless, did not mess that up.

- David