29 noviembre 2010

Perlas Tahitianas

Como una aristócrata de aguas azul turquesa, la ostra Pinctada Margaritifera, vive exclusivamente en los arrecifes de coral de las lagunas de Polinesia. 
Es en este medio salado y cálido donde produce perlas de tamaño excepcional e infinitos colores que van desde el blanco puro y  el golden o dorado, a todo un arco iris de colores.
Grises o negras, con reflejos azules, rojizo-púrpura, rosa, verde, plata, violeta, todos ellos sutiles y naturales, son creados por la única ostra en el mundo que produce matices tan profundos.
El interior de la concha presenta en sus bordes tonos iridiscentes en verde y negro, por ello su nombre Tahitiano"Poe Rava" que significa negro verdoso. 
El "naissain" (las ostras jóvenes) es sumergido en las aguas de la laguna y al cabo de tres años, cuando las ostras son adultas, reciben en su interior la implantación de un núcleo para ser depositadas de nuevo en su lecho de agua.
Allí se vigilan atentamente para que ciertas condiciones climáticas no afecten a su cultivo. La temperatura y densidad del agua, naturaleza del medio marino y las corrientes, influyen notablemente en su crecimiento. 
Las perlas Tahitianas alcanzan tamaños excepcionales que oscilan entre los 8 y 19 mm.
La ostra vive a una temperatura entre 24 y 29 grados. Si baja a 18 detiene el crecimiento, y a 11 muere.
Después de un periodo de cultivo superior a 18 meses desde la introducción del núcleo, es posible que  la ostra  haya creado una perla. 
Menos de la mitad de ostras sólo producirán una o dos perlas.
 Las perlas de Tahití se valoran mediante un sistema de graduación diferente al utilizado en las demás perlas. La calidad depende del tamaño, oriente o lustre, perfección de la superficie y forma.
Aquellas que alcanzan un tamaño superior a 12 milímetros son raras y representan una parte ínfima de la cosecha, a partir de 14 milímetros son excepcionales y muy demandadas.
El criterio de calidad de la superficie se evalúa según dos aspectos físicos: el estado de la superficie y el lustre.
Las perlas sin marcas naturales o con pocas y leves imperfecciones son las más apreciadas, por el contrario aquellas que en su superficie presentan más defectos, o pocos pero profundos, adquieren más baja cotización. Se gradúan en A,B,C y D dependiendo del porcentaje de superficie que se ve afectado por imperfecciones o la profundidad y gravedad de éstas.
El oriente corresponde a la reflexión mas o menos perfecta de la luz sobre la superficie de la perla y depende de la regularidad y el espesor de las capas de cultivo. Un bello oriente permite la total reflexión, dando un efecto espejo.
Una perla sin defectos en la superficie, pero sin buen lustre, está apagada o mate y se considera de calidad inferior.
El color no es significativo para determinar el valor, dependiendo del gusto de los diferentes mercados. En Polinesia es muy apreciado el violeta y rosado por su rareza, en Francia hay predilección por los tonos verdes, y en España existe mayor demanda de perlas grises.
Cada forma tiene su propia denominación, siendo la más apreciada la perfectamente redonda, después le seguirían la semi redonda, barroca- pera, barroca y circular.
Redonda
Semi redonda
Semi barroca-pera
Barroca
Circular
Oriente
Perla verde pavo real
Perla golden
Algunas perlas son de un color tan singular, que a la hora de confeccionar un hilo resulta muy difícil igualar varias piezas para formar un collar homogéneo. Entonces, se opta por la elaboración de un collar multicolor. Estas perlas únicas confieren gran singularidad a la pieza. En el argot de joyería, a estos collares  se les conoce como collar Arlequín.
Es fascinante ver todo un abanico de colores y matices reflejado en estas perlas.


Cuando los europeos "descubrieron" Tahití, alrededor de 1.767, las perlas negras causaron tanto impacto que las trajeron consigo, llegando a ser muy apreciadas por la alta sociedad, únicos consumidores que podían pagar estas perlas.Catalina la Grande de Rusia lucía un collar de 30 perlas negras. Napoleón admirado por el color de estas perlas,obsequió a Eugenia de Montijo con un collar de extraordinaria belleza.
Las perlas Tahitianas, misteriosas y enigmáticas siempre causaron fascinación.



8 comentarios:

Edurne dijo...

Me parecen preciosas y muy elegantes,yo creía que solo las había en grises y negro.
El collar gris de abajo tiene un color precioso.
Dudo si queda muy serio para mi hija, porque aún es joven.
¿Los hay en perlas pequeñas? Porque asi ,si se las pondría.
Son muy bonitas

Concha Martinez dijo...

Hola Edurne!
El tamaño de las perlas de Tahití empieza a partir de 8 mm. de diámetro. No se cultivan tamaños menores.
Yo creo que es cuestión de costumbres. Aquí estamos habituados a llevar las blancas, pero las grises también son apropiadas para personas jóvenes.
Combinan bien con los tonos beige,camel,rosa,azules...y son más informales que las blancas.
Puedes elegir un gris medio,como el de la foto.
El único que evitaría, es el gris que llamamos gris perla,que es un gris claro,quizás ese sí es adecuado para más edad.

Carlos F. dijo...

¡Hola! Tengo una pregunta sobre perlas... mi madre tiene unos pendientes de perlas (este estilo->http://www.outletjoyas.es/tiendajoyeria/images/Pendientes-perla-oro-circonita-2858.jpg) y una de las perlas se ha vuelto color sepia con el paso de los años. He de decir que no usa esos pendientes casi nunca... ¿podrías darme alguna explicación sobre lo que ha ocurrido y si existe alguna forma de tratarla?
Un saludo, ¡y gracias por adelantado!

Concha Martinez dijo...

Carlos, es difícil darte una opinión sin ver la perla, pero lo más probable es que sea por tres motivos:
1- Debido a estar en contacto con perfumes o productos cosméticos.
2-Por deshidratación al ser guardadas durante mucho tiempo en un lugar sin humedad ambiente.
3-Algunas perlas amarillentas o pardas, pasan en origen por un proceso de blanqueado. Se introducen en una solución blanqueadora, potenciando la acción con lámparas de rayos UV, esto consigue que se transformen en perlas blancas, pero con el tiempo vuelven al color original,o incluso más acusado.
Se da sobre todo en perlas de origen chino y en las calidades medias-bajas japonesas.
No hay ningún tratamiento satisfactorio para restaurarlas.
Si ya das la perla por "perdida" puedes intentar pulirla y quizás se verá mejor, aunque existe el riesgo de que pierda todo su oriente.
Espero haberte ayudado.

Carlos F. dijo...

¡Muchísimas gracias Concha! La verdad es que la causa sí me la has solucionado (creo que es por tenerlas guardadas durante mucho tiempo sin humedad) y también seguramente la calidad no sea muy buena.
Con respecto al tratamiento... no le gustan mucho y no son gran cosa.
¡Un saludo y gracias de nuevo!

Aristides Rodriguez dijo...

Ya tengo la perla negra par acerme un collal para hombre porque estoy tengo una ocecion Por la perla negra de taithi dime por que yo no sabia de la exigencia de ella ata que crtian dios publico collal de perla negra para honbre

Aristides Rodriguez dijo...

1646@gmil.com

Aristides Rodriguez dijo...

1646@gmil.com