21 noviembre 2010

El universo de los diamantes




Cuando era pequeña,algunas veces mi padre me enseñaba los diamantes y los dejaba en mis manos.
Recuerdo perfectamente esos momentos en la oficina o el taller. 
Cerca de  la ventana, los veía brillar a la luz del sol y me parecían fascinantes.
Pensaba que mi padre tenía cosas maravillosas guardadas...
Unos años más tarde,estudié en el instituto HRD de Amberes y conocí todo un mundo apasionante.
Me gustaban las clases de observación con microscopio,en ellas el tiempo volaba rápido.
El espacio interno de un diamante me parecía algo increíble de explorar, y buscaba las huellas que la naturaleza había dejado encerradas dentro. Huellas que hablan de tiempos remotos y fuerzas naturales...
Los diamantes más interesantes eran los que tenían muchas inclusiones y hallazgos que encontrar.
Conocí también el comercio de las piedras y las costumbres de los profesionales Judíos, basadas en la seriedad y el valor de la palabra dada. Tanto es así, que en las transacciones entre profesionales de diamantes nunca se requieren contratos, tan solo un acuerdo verbal y la palabra"Mazal" o suerte al cerrar un trato.
Durante estos años, los diamantes han aportado muchas cosas buenas a mi vida. Relaciones que comenzaron siendo profesionales y hoy se han convertido en amistad, genios creativos que he conocido y admirado y de los cuales he aprendido, viajes y vivencias únicas.
Y sobre todo, el privilegio de compartir un momento de felicidad con mis clientes. 
Cuando un chico me cuenta como le dará la sorpresa del anillo de compromiso a su pareja, o alguien me dice que va a celebrar su 25 o 50 aniversario de matrimonio, o compran un regalo por el nacimiento de un hijo, o simplemente quieren decir a alguien que le aman... Momentos de felicidad e ilusiones.
Cuanto mejor conozco los diamantes, más cerca estoy de la niña que los miraba brillar al sol.
Este vídeo te acercará a una parte  insospechada y desconocida de los diamantes, lejana a los escaparates de las joyerías pero muy curiosa e interesante.
Espero que te guste!















2 comentarios:

Beatriz dijo...

Hola. Vi el video y no entiendo cuando dicen que no nos llevemos a engaño, que aunque sean diferentes todos son diamantes.Es confuso. ¿me lo puedes aclarar?

Concha Martinez dijo...

Hola Beatriz!
Si,la traducción es un poco confusa. Se refiere a que muchas personas piensan que un diamante y un brillante son piedras distintas.
El brillante es solo una talla redonda del diamante.
El diamante puede estar tallado en forma brillante (redonda),triángulo,corazón....pero sigue siendo un diamante.
Al igual que la madera puede convertirse en una silla,una mesa, un armario...pero sigue siendo madera.
Creo que me habré explicado.